domingo, 24 de abril de 2011

el paraíso?

Follow my blog with bloglovin

vi sobre el carrusel que cinco maletas desfilaban sin prisa,
una venía bien recostada con la cara hacia arriba, muy correcta;
otras dos se sostenían una a la otra, frente a frente.

"Son las doce de la noche", nunca había llegado tan tarde a cancun. La humedad me adhería a mi camisa y mis pantalones. "voy hacer pipí y regreso".

las cortinas de hule fueron atravesadas por una más (la cuarta maleta), quien parecía haber logrado, con mucho esfuerzo, llegar hasta ese punto.. no pudo entrar a la primera, se golpeó dos veces y ,al final, lo logró... El cansancio la dejó devastada y colgaba las asas por el piso.. exhausta. La quinta maleta (monumental por cierto) llegó sin mucha trascendencia, pues a pesar de su tamaño, su dueño la recogió enseguida y pronto se perdieron los dos entre la gente y los agentes federales que, actualmente, están de súper moda en todos los aeropuertos.
Cuatro maletas, bien formadas, dieron una... dos, tres, cuatro vueltas a su ritmo y acelerando la impaciencia de quienes recién bajamos del vuelo (...) de aeroméxico.

"por qué será que cancun siempre huele a caño? seguro es la laguna"-pensé "cuál será el bum de este lugar, qué relación tiene con el paraíso y para quién significa el paríso?"

Al fin salió mi maleta, aunque venía con la cara abajo, me acerqué y no tenía más que polvo y el cierre roto (osea, estaba igualita). Caminé y pagué mi boleto de taxi. "muy bien: $450.00 pesos..jeje". La camioneta atravesaba la zona hotelera y yo miraba el cielo oscuro, pintado de púrpura, ocre, negro.., con algunas manchas que no eran más que el eco de la iluminación de los hoteles..
Tengo mi teoría y motivos para sostener que cancun no tiene nada de paradisiaco.., me choca que huela mal, que la gente te pida propina por todo; que te cobren más por no ser de ahí... me cae mal (de sobremanera) que la gente que trabaja para el turismo viva en una sumisión enferma con la gente que hable otro idioma y que les permitan hacer, deshacer, inventar, destruir, meterles mano (o dejarse meter mano) a cambio de recibir esa propina que desde que subes al taxi del aeropuerto, está sugerida en el espejo retrovisor. Cuál es el premio? que te metan, que tú metas, que te den diez dólares o que te emborrachen con bebidas adulteradas por 35usd. Considero (mi muy humilde punto de vista) que los placerescancunenses son bien mediocres; para unos muy caros y para otros no tanto.
ok, el mar y la playa (la que todavía existe en algunas zonas remotas) son muy bonitas, lástima que para mí no sea suficiente... nimodo! HEAVEN KNOWS IM MISERABLE NOW...








































/>

Follow by Email

Seguidores