martes, 28 de diciembre de 2010

julia,renata,guadalajara,luisenrique,lillith,abraham,lili,jalisco



En algún momento de mi adolescencia descubrí que planear las cosas me provocaba cierta sensación de intranquilidad. Recuerdo que desde mi infancia, siempre depositaba demasiada importancia a los cumpleaños, las navidades, los mundiales de fútbol, las series mundiales de béisbol, etc; imaginaba muchas cosas, esperaba más y, sin darme cuenta, el evento pasaba frente a mí tan rápido que, sin darme tiempo de encaminarlo hacia mis altas expectativas, se esfumaba, KAPUT! Por esto, dejé de interesarme en generar esperanzas y dejar que las cosas sucedad como deben o pueden ser, de esta forma es mucho más fácil que me sorprenda.
Aprovechando el viaje (como bien se dice), estando en guadalajara me puse en contacto con luis enrique (a quien quería conocer hace tiempo). LE.me invitó a una exposición de Julia y Renata en LARVA. Cambiamos la hora un par de veces, él me dio las perfectas indicaciones, abordé un taxi (a quien no parecían tan perfectas las indicaciones)y nos pusimos en marcha.
Además de la feria del libro, me tocó una invasión en la ciudad por unas gigantes marionetas que mantuvieron bastante emocionada a la sociedad tapatía.. mismas que hicieron lo suficiente complicada mi llegada al lugar.
Después de muchas vueltas, mensajes que justificaran mi impuntualidad y groserías al conductor de mi taxi, finalmente... llegamos. Para mi sorpresa, el lugar estaba vacío y bastante triste; unos aplausos (que no eran para mí) acompañaron mi entrada, traté de cruzar miradas con cualquiera a quien le veía cara de luis enrique, pero nadie me hacía segunda; entonces, preferí volverle a marcar; me contestó y me dijo que ahí estaba; miré a todas direcciones y no veía a nadie hablando por teléfono; le pedí coordenadas una vez más.. me di cuenta que yo estaba dentro del evento equivocado.. salí del lugar y caminé hacia donde me reubicó. Al doblar la esquina lo vi fumando en la entrada del lugar correcto, me acerqué y me presenté (o me representé, pues ya lo había hecho antes por correo). Nos saludamos rápido y nos permitimos seguir haciendo lo que hacíamos cada uno (yo no hacía nada en concreto, me limité a entrar al lugar). Lo que sí nos aseguramos fue que platicaríamos más tarde...
Una vez dentro del lugar, compramos A y yo un par de cervezas y dimos vueltas por la expo (que tenía lo suyo), hubieron cosas que me gustaron mucho, creo que las ilustraciones fueron las que más me entretuvieron observando; la gente se me cruzaba y yo les tomaba fotos, algunos me preguntaron que de dónde venía, del "df" -me limitaba a responder :)
Bebimos un par de cervezas más, platiqué con LE (esta vez me presentó con su grupo de amigos) y quedamos de hacer algún proyecto juntos (proyecto que va en proceso). Me encontré con un amigo del df:E, él nos invitó a otro bar, dimos vueltas; yo ya no bebí nada, A siguió llevando el ritmo de la bebida hasta que regresamos al hotel... Hicimos un resumen de la noche, nos reímos y yo le di un vistazo a las fotos. Insisto que las cosas salen mejor cuando uno no planea nada y se entrega a lo que venga...











jueves, 25 de noviembre de 2010

1Q84 haruki murakami

El viaje no mostraba diferencia con cualquier otro. La fila para registrar la maleta era enorme... enorme y la gente encargada de atender al público muy poca (nada raro). Tomé mis precauciones y llegué con tiempo suficiente para esperar y ver que la gente que viaja siempre es la misma; la mayoría lo hacemos por trabajo, otros por placer (los menos). En la fila trato de averiguar por qué todo mundo trae esa cara alargada, unos no habrán querido trabajar, otros nos despertamos muy temprano... otros vienen tarde(como yo la semana pasada). En fin, entre los reclamos de una señora que afirmaba que aeroméxico es una empresa de cuarta y aseguraba que parecía que estábamos en África (seguro tiene muy vigentes los recuerdos del mundial)un viejito(que por cierto, tiene más de diez años en esto de la documentación) me pidió mi identificación, pesó mi equipaje, registró las millas y miraba a la señora que seguía arrojando sus quejas a la nada; después apretaba más teclas hasta que logró terminar su proceso y me dio mi pase de abordar. Subrayó el número de sala, me indicó la puerta y la hora en que debía estar ahí.

Llegué a la sala (después de quitarme el cinturón, abrir el back pack, sacar la compu, las monedas, atravesar el umbral detector de metales y ponerme el cinturón, meter la compu, cerrar el back pack y guardar las monedas).

Todas los asientos estaban vacíos y, curiosamente, me dio trabajo elegir alguno.. di dos pasos hacia la derecha pero pensé que estaba muy cerca del mostrador... decidí que era mejor regresar un poco y sentarme a la mitad, total! no tengo ninguna prisa por nada. Me senté y miré a través de las ventanas como el sol empezaba su camino. Miré mis zapatos que habían adquirido el color naranja que entraba en forma de líneas horizontales. Esto me hizo sentir una especie de tranquilidad mezclada con un poco de nostalgia.

Después de un tiempo de pensar en mucho y en nada, llegó A con quien compartiría este viaje, platicamos un poco, nos encontramos a una vieja amiga quien no nos dijo otra cosa que no fuera que estaba de maravilla y que su nuevo trabajo es increíble.

Durante el vuelo seguí leyendo esa novela de MANUEL PÉREZ SUBIRANA que me ha tenido enganchado estas últimas semanas... Aterrizamos.

Cuando fue mi turno me puse en pie, ajuste los tirantes del back back y esperé a que un señor dejara de hacerse bolas con una maleta que bajó de los compartimentos y que resultó ser de nadie.. el único logro fue crear un estorbo que todos los que quedábamos dentro tuvimos que saltar para poder salir.

Al encontrarme con A bajo el avión, le señalé al señor quien fue culpable del contratiempo y le conté el coraje que me había hecho pasar. Mientras le platicaba, seguía con la mirada al "culpable", lo analicé perfectamente y vi que cargaba un morral que no entendía bien "HARUKI MURAKAMI 1Q84". Esto me hizo acelerar el paso y tratar de descifrar lo que decían las demás letras que a esta distancia no eran legibles (por lo menos para mí). El "culpable" traía prisa porque aceleraba el paso y cada vez me costaba más tenerlo cerca..

Finalmente, la banda que reparte el equipaje lo obligó detenerse y fue entonces cuando aproveché para leer lo que me faltaba y preguntarle: "hola, dónde conseguiste tu morralito?" La miró, como si se le hubiera olvidado lo que traía cargando y después de leerla y descubrirla, sonrió y me dijo.. "ah, es que yo soy el editor de murakami en méxico". "en serio?" -pregunté, "yo soy fanático!"-seguí. Me contó que venía a la feria del libro y me preguntó si yo también... "no, no exactamente.."-contesté. Platicamos un poco sobre murakami y otras publicaciones de Tusquets; le conté que una amiga tenía una publicación en su editorial.. Él me contó que en febrero publicann la nueva novela de MURAKAMI. Platicamos breve pero consistente. Nos despedimos.

Hoy pude darme una escapada y qué creen? conseguí mi morralito. Guadalajara ha sido muy productivo, en un rato tengo una cena que puede cerrar con buenas noticias el viaje..

viernes, 27 de agosto de 2010

XALAPA, VERACRUZ


En realidad hay varios acontecimientos que debieron estar publicados antes que el viaje a xalapa; sin embargo, y haciendo una cita a MURAKAMI: "...múltiples ejemplos en este mundo me han demostrado que una aproximación ecléctica a las cosas nos acerca más a la comprensión de su esencia que una interpretación ortodoxa de las mismas." Por tanto, hoy decido brincar dos eventos hacia el futuro para después regresar y contarles sobre una exposición en el Franz Mayer.

Por motivo de trabajo tuve que viajar esta semana a puebla y xalapa; Más allá de estar en "la tapo" a las siete de la mañana, el viaje a puebla no presentó nada sobresaliente y sigo sosteniendo que puebla no es tan chula como la presumen.

Más o menos como a las seis de la tarde abordamos un autobús ADO clásico con destino a la ciudad de Xalapa. Desde elmomento en que puse mi pie en el primer escalón, un olor amargo se introdujo por mis fosas nasales y recorrió todo mi cuerpo sin lograr escapar de él; lo recorría..., cuando exhalaba lograba dejar salir un poco pero se revlovía con el aire encerrado en el autobús.

No tengo claro si es a consecuencia de la edad pero en los últimos viajes (en autobús)siempre consigo un grado de mareo que me mantiene en la frontera del vómito. Hasta hoy, no la he traspasado pero cada vez la siento más cerca.

Francamente, no podía distraer mi atención de aquél olor a baño recién usado.. La única forma de pensar en otra cosa era peor: Una señora que estaba no a más de dos lugares de mi asiento se mantuvo por tres horas y media que dura el viaje jalando mocos: jalaba.. platicaba, volvía a jalar.. cada vez con más esfuerzo, como si se acumulara una mayor cantidad y el peso requiriera aspirar cada vez con más intensidad.. yo pensaba-"no sería más fácil expulsarlos todos a un pañuelo?" tal vez sí, pero a ella no creo que le atrajera mucho esa opción.

El asco siguió así hasta llegar a la ciudad de las flores. Con mucha ansiedad bajé del autobús como queriendo escapar de algo, como si al pisar el suelo me equilibrara y todo volviera a la normalidad.

A y yo caminamos para comprar un boleto de taxi. El señor que nos lo vendió tiene el mismo peinado de la primer vez que lo vi, como si el tiempo no pasara en su vida.. me hace pensar que nunca duerme, que no se cansa ni come... ni hace pipí o popó... siempre está ahí con su raya a un lado perfecta, con su cadena de crucifijo que utiliza sobre la camisa y le funciona como pisacorbatas; siempre está mirando hacia abajo, corroborando que los boletos y los billetes mantengan el orden que les dio unos segundos antes, sólo levanta la mirada para preguntar "a dónde?" y al contestarle, vuelve a mirar sus manos, los boletos y los billetes; hábilmente cuenta, recoje el dinero, suma, resta, te da el cambio con el ticket y vuelve a inclinar la cabeza hacia abajo.

Llegamos a la fila del taxi y un joven nos indicó en cual subir. Le pidió al chofer nos abriera la cajuela... alcancé a ver un titubeo pero al final el chofer decidió salir... En el momento en que bajó, miré su cabeza rapada con una textura rara, vi su rostro, los brazos y descubrí que tenía la piel con diferentes tonos y texturas; cualquier mínimo gesto provocaba millones de arrugas por todas partes; tenía todo el cuerpo cubierto por cicatrices de quemaduras; volví a ver su rostro y los párpados inferiores le colgaban, eran un recipiente de lágrimas que no dejaban de desbordarse...

Nos subimos al coche y me senté justo en el punto del asiento trasero donde miras los ojos del conductor a través del espejo retrovisor.. Las lágrimas no dejaba de escurrir.. No podía mirar hacia otro lado, estaba conmovido tratando de adivinar cómo le habría sucedido ese accidente al señor... Nos preguntó a qué hotel íbamos y si sabíamos por dónde estaba.. Sin esperar nada le contesté: "fiesta inn" "rumbo a las trancas".. Él asintió y me explicó que luego se confunde con los hoteles de la ciudad.

Todo el camino miré sus ojos y las lágrimas que nunca pararon... pensé que podían ser una manera de decirle al mundo que no le deja de doler lo que le pasó...

Llegamos al hotel, el asco del autobús se había transformado en angustia y tristeza; el chofer se bajó, abrió la cajuela nos dejó tomar nuestro equipaje y nos deseó buen viaje... Hasta hoy todo ha salido bien.. pero no dejo de recordar nuestro cruce de miradas por el espejo...

domingo, 4 de julio de 2010

CIRCUS OF MUTANTS





Sin duda, la producción del evento fue buena... ok, me refiero a que se ve que sí tuvieron el dinero para organizar un evento que, desgraciadamente, no cumplió con lo que yo me esperaba.
Cuando Luis (watchavato)nos dio la invitación a karlee y a mí, leí que "veinte de los mejores artistas habían intervenido unas skateboards". La verdad yo fui a ver la tabla que LW había diseñado y también a ver tocar a AZTEK a quien no había visto desde antes de mi operación.

Un edificio que funciona como vértice de JALAPA y ÁLVARO OBREGÓN, había sido decoardo con "street art" y publicidad de "DC shoes" por todos lados; los muros retumbaban y decidimos entrar por un único acceso que no medía más de un metro de ancho por dos de altura.

Una vez dentro, empecé a intoxicarme por el hielo seco, las luces y rayosláser que me hacían sentir más en unos quince años (de mal gusto) que un concurso de diseño; lo curioso es que la gente que estaba dentro, se juraba en "el evento". Caminamos hacia la exhibición que, por darle mucho énfasis a los láser, se les olvidó iluminar lo que parecía el motivo de la fiesta... Tristemente (más que la paupérrima iluminación) descubrimos que la curaduría era lamentable... Qué depresión produce que el organizador/curador considere que estos son los veinte mejores artistas del momento y si lo llegaran a ser, deberían de echarle más ganas a su trabajo y no atreverse a mostrar sus recursos ya tan agotados y mal hechos. Debo admitir que sí hubieron algunas piezas que me gustaron... pero muy a mi pesar, no se ganaron nada.

LW ganó el segundo lugar y un patrocinio de un año por DC shoes. Felicidades! acepto que su trabajo sí era de lo mejor que teníamos ahí; qué pena que no haya podido concursar con su primer proyecto que a mí me parecía mucho mejor.

El primer premio se lo dieron a (no recuerdo el nombre) un muchacho que se reconoce como fan del arte huichol (qué novedad!!! no conocen el trabajo de diego teo... chicos, hay que leer e informarse....!!! por dios!!! No lo digo por los "artistas", ellos podrán hacer lo que les plazca... pero el jurado, los organizadores..??) La tabla sí representaba horas de trabajo, pero no creo que eso ayude o determine una buena o mala propuesta...

Qué se puede decir del "arte callejero mexicano", no estaremos medio pasados de moda?? no estamos cansados de que lo más novedoso y arriesgado de nuestro país sea hacer guerrilla publicitaria????

Aztek: qué mal que la gente no respondiera como es usual... you still rule on the turn tables!!!!!

sábado, 26 de junio de 2010

JOANN MARIE



Después de muchos intentos, al final conseguimos un día con tiempo libre los dos.
Alrededor de las doce del medio día, JOANN MARIE y yo nos encontramos en el restaurante del palacio de hierro durango (durango así como lo indicaban también las placas del coche de joann).
Al pagar la cuenta del desayuno, fuimos a buscar algunos accesorios en AMERICAN APPAREL donde conseguimos lo que buscábamos: unos calentadores fluor y una bandita azul con el brillo exacto para subrayar nuestras fotos "roller boogie".
Alejandro,muy amablemente nos llevó hasta el skatepark de san cosme y fingió una descompostura de coche que nos permitió estacionarnos en un lugar privilegiado para que joann se vistiera y maquillara, mientras yo hacía un "scounting".
Ya listos y entre toda la banda y olor a orines del lugar, encontramos buenos lugares para las fotos...
Tuvimos un par de muy productivas horas...
Pronto(la próxima semana) chequen las fotos en mi página.. Ya estamos en el rediseño

lunes, 7 de junio de 2010

DOCTOR! DOCTOR!






En mi vida he tenido dos experiencias que me han hecho implorar la ayuda de un doctor. La primera fue con una intoxicación después de comer mariscos en león guanajuato (ahora ya tengo claro que es de gran valentía comer comida del mar en una región que no tiene más aportación que calzado y piel) y la segunda fue en la madrugada del sábado.

Una semana antes me habían diagnosticado un cuadro medioqueregular de colitis; curiosamente yo pensé desde entonces que los síntomas iban más por otro lado. Sin embargo, durante una semana aguanté el tratamiento y las molestias disminuyeron (sólo eso). Afortunadamente me confundí con la duración del tratamiento y lo suspendí en una semana, fue entonces cuando aparecieron otra vez unas molestias mucho más agudas que no me dejaban acostarme, pararme, encorvarme, estirarme, tocarme, etc...

Aproximadamente a las cuatro de la mañana del sábado, me despertó un malestar que me hizo tomar el celular y escribirle medio mensaje a mi doctor, pues el dolor no me dejaba pensar mucho y la tecla 6 (mno) de mi celular que se encuentra estropeadísima tampoco me dio mucho chance para la redacción de un texto digno que explicara mi situación. Por tanto, decidí cerrar los ojos y dormir un poco.. Inútil intento..; tomé el teléfono con mayor decisión y le marqué a mi doctor (cabe señalar que él cuida mucho su salud y su sueño, por lo que nunca contestó)y el intento no tuvo ningún buen resultado... Enseguida le marqué a - y le expliqué cómo me sentía; los dos nos conectamos e investigamos los síntomas de apendicitis y las cláusulas de mi seguro para saber bien a dónde y a qué hora correr. - me dijo (ahora a través del messenger) que pasaba por mí y que me llevaba al hospital; yo busqué por mi parte mi tarjeta del seguro y hablé a la línea de ayuda para saber qué hospitales están afiliados y nos quedaban cerca de casa. Afortunadamente, existe uno que está como a cinco calles de la mía. - llegó me subí a su coche y nos fuimos al hospital.
Muy seguros nos estacionamos y nos bajamos a uno que (erróneamente) pensé era el elegido. NO! big mistake!! ahora a preguntar dónde se ubica el otro.. camínale para acá, pregúntale al de los tacos, aguántate tantito más, cruza el eje tres y ahí está: HOSPITAL DALINDE (CON SU RESTAURANTE: DALÍ). Preguntamos, dimos un depósito de $3,000.00 pesos mexicanos (tresmil pesos mexicanos 00/100) y pues esperar a que me llamaran...

Una vez dentro de urgencias me hiceron preguntas y pruebas.. aparentemente, todo indicaba que era apendicitis; sin embargo habría que hacer más estudios. Me metieron a un cubículo y me intercambiaron mi pants, sudadera y camiseta por un camisón de los que te dejan la espalda y pompas descubiertas. me acosté; una enfermera (muy novata) se encargo de inyectarme el suero, poncharme unas venas (tal cual lo dijo ella) interrogarme sobre mis tatuajes y sacarme tres tubos con sangre.
La chica no parecía muy diestra pues me pinchó más de cinco veces y rastreo con la aguja hasta encontrar lo que buscaba. De plano yo tenía que decirle que apretara más la liguita para que brincaran las venas.. me salpicó mi camisón con sangre, ensució las mangueras y pues, lo más importante, me lastimó muchísimo.

De ahí, los resultados de la sangre no parecían tan claros, pues los leucos (como dicen los doctores cool) no estaban en el nivel que sugiere una apendicitis.. me sacaron placas; le llamaron a un camillero que no podía ya ni con su alma y me subió a rayos "x" (no sé si subieron o bajaron la verdad, sólo sé que entré a un elevador y salí ahí); llegué otra vez a mi cubículo y ahora: "haz pipí.. nos urge tu estudio de orina"- me decía la nomuyaptaenfermera.. Después de un buen tiempito... me dijeron los doctores que era necesario hacer un ultrasonido para descartar algo del riñón y confirmar la apendice (pues me enteré también que es LA, osea femenina.. Doña apéndice).

A éste estudio entraron tres doctores y la encargada del estudio, uno de ellos era quien me operó, con quien crucé en toda mi experiencia no más de cinco palabras. sólo me acuerdo que era el Dr. Reyes... algo. el cual no nos dio confianza a ninguno de los que intercambiamos algún tipo de información con él.. pero bueno, ni modo.. la verdad me dolía muchísimo y me urgía que hicieran algo urgente.

Ya decidida la operación, otra vez en el cubículo, llegaron mis papás y mis hermanos.. hablé con cada uno de ellos (con mi mamá lloré un poco y con - también).

Ahora sí, me quitaron chones; me pusieron una gorrita como que rasta pero de papel; me intercambiaron mis calcetines por unas medias apretadas, apretadas y largas, largas... Y pues esperar... todavía (para confirmar, supongo) se acercó uno de los doctores y me volvió a apachurrar la panza, preguntándome si me dolía...(pues qué no estaba ya todo muy claro?? pero bueno).

A lo lejos escuché que ya me habían mandado llamar del quirófano, sólo faltaba que el camillero... (el que no pude ni con su alma) viniera no sé de dónde por mí.

Llegó y me intercambiaron de camilla, otra vez al elevador; lapocoaptaenfermera ya en los últimos momentos me puso una pulserita que parecía de SPRING BREAK, pero que indicaba mi nombre, fecha de nacimiento y sexo.

En el quirófano me recibió un chico muy chaparrito y gordito junto con tres chicas bonitas y amables (por lo menos!- pensé.. me sentí más seguro). me pasaron a la plancha y ya eran 5 las chicas que estaban ahí. La encargada del dopaje, empezó a dictarles a las demás un arsenal de cosas que le iba a poner al suero, mientras me platicaba disque para darme tranquilidad (eso creo).

Le pregunté si era un mito o si de verdad los doctores ponen música mientras operan y ella me contestó que si quería música??? Sin dejarme contestar nada y dentro de su mismo dictado, pidió que conectaran el ipod. Escuché la música y ví que entraba uno de los pocos doctores que me cayó bien, vestido bien de SCRUBS.. Al mismo tiempo sonaban "los dioses ocultos" de caifanes y eso fue lo último que supe.

"RODOLFO!!! RODOLFO!! CÓMO TE SIENTES, YA CASI TE SUBIMOS A TU HABITACIÓN"- me gritaba una enfermera. Al escuchar esto, yo dije: "ya pasó todo y ya me van a subir a mi habitación, tengo que demostrar que estoy fuerte..." estaba terminando el "fuert.." y me volví a quedar dormido... Por más esfuerzo que hacía... me vencía el sueño..

Finalmente, medio que desperté y me subieron (o bajaron) a la habitación.. ahí, lo primero que vi.. según recuerdo, fue a mis tres hermanos, platicamos un poco.. pero creo que todo lo que viví esa tarde lo recuerdo como un sueño..

Me visitaron tíos, mis papás.. un gran amigo, mi cuñado y mi sobrino que, hasta me regaló un dibujo fenomenal. - se quedó todo el tiempo, me cuidó por la noche y se encargó de todos los tramites (que son un lío). Este es otro punto que les recomiendo: estén al día e inviértanle a un segurito médico... (es un paro)

Hoy estoy en casa de mis papás recuperándome y recibiendo mucho cariño; gracias a todos los que me lo demuestran... LOS AMO!

lunes, 3 de mayo de 2010

diablos 1- monclova 0

Además de la gran atracción que siento por las hamacas, playa, árboles frutales, plantas, café, etc. El juego de pelota es una de mis referencias más fuertes a la costa, por tanto: a mis orígenes y mi familia.
El domingo decidí ir al partido de los diablos en el foro sol.
Llegamos al estadio muy a tiempo, nos estacionamos y decidimos comprar los boletos. En el momento en que preguntamos dónde se ubicaban las taquillas, un señor muy amable, nos dio las indicaciones para llegar; sin embargo, apareció un joven (mucho más amable) quien nos dijo: "tomen, yo les regalo las entradas" Increíble! (pensé)pues también quería comprarme la camiseta del equipo..
Pasamos los filtros de seguridad y preguntamos dónde se ubicaba la tienda de suvenirs "souvenirs". Nos volvieron a dar indicaciones (pero esta vez nadie nos regaló nada). Entramos, me medí un par de cosas, después de comprar lo indicado, dimos paso a la primer entrada; después la segunda, tercera.., cuarta... ... y en la séptima anotaron una carrera (la única hasta el final del partido).
Salimos de ahí, hablamos con C, A, E y K y nos encontramos en un restaurantito de polanco... Hoy comimos mucha carne... MUCHA!














abril, es para celebrar cumpleaños...

Recibí la invitación de dos grandes amigos (mau y carla) para poner música en la celebración del cumpleaños (no el mío... el de carla). Aunque llegué un poco más tarde de la hora establecida, me dievertí muchísimo y bailé y bailé.. la música estuvo súper; lástima que no todos la disfrutaran.
Chicos, muchas gracias por su hospitalidad; por los cazares y por prepararme la cama. YO TAMBIÉN LOS QUIERO MUCHO!!





viernes, 23 de abril de 2010

B E B E




Siempre me ha impactado lo fácil que es sorprender a la gente, creo que el público se ha cansado de exigir y no está dispuesto a pedir más... Todos compran todo y lo peor es que están convencidos de estar ahí..."siendo parte de"























Follow by Email

Seguidores